Todas las personas, todos los derechos

27 de febrero, 21 de marzo, 20 de junio…son fechas importantes para Harresiak Apurtuz y para aquellas organizaciones sociales, colectivos de diversa índole o personas que, de algún modo, están comprometidas con la construcción de una sociedad más plural, intercultural, abierta y justa. No dejamos ni un instante de creer firmemente y con convencimiento en una sociedad diversa en donde las personas migradas y asiladas son parte fundamental de la misma y merecen el mismo respeto de sus gobernantes y el mismo reconocimiento de los derechos básicos y fundamentales que el resto de personas que la conforman.

Harresiak Apurtuz

 El 27 de febrero se celebró la Marcha Europea por los derechos de las personas migrantes y refugiadas y Harresiak Apurtuz salió a la calle para denunciar que no actuar con urgencia, solidaridad y responsabilidad ante la situación que atraviesan miles de personas, nos lleva irremediablemente al colapso como humanidad.

Casi un mes después, en una fecha marcada en rojo en el calendario, el 21 de marzo, Día Internacional contra el Racismo y la Xenofobia, nos adherimos como cada año a la convocatoria de manifestación que tradicionalmente desarrolla SOS Racismo y volvimos a salir a la calle para mostrar nuestro rechazo ante el retroceso de derechos de las personas migrantes y asiladas con leyes que, lejos de favorecer la integración, la no discriminación y el pleno desarrollo de sus capacidades, atentan contra su dignidad, fundamento base de los DDHH.

Ante otra cita importante como es el 20 de Junio, Día Mundial de las Personas Refugiadas, acuerdos como el adoptado el pasado 7 de marzo entre la Unión Europea y Turquía constituyen una violación flagrante de los tratados y convenios internacionales y europeos ratificados por los Estados miembros y ponen en cuestión los valores con los que se fundó la propia Unión Europea. El 16 de marzo, organizaciones sociales convocaron en numerosas ciudades europeas concentraciones en rechazo al pacto y Harresiak Apurtuz se sumó a la convocada por la plataforma ciudadana Ongi Etorri Errefuxiatuak en Bilbao para expresar nuestro rechazo unánime al acuerdo.

Porque consideramos que frente al espacio de libertad, seguridad y justicia que la Unión debería constituir, estamos sufriendo unas políticas migratorias y de asilo que causan dolor y muerte a miles de seres humanos que huyen de sus países en busca de seguridad y oportunidades. Harresiak Apurtuz aboga por el respeto escrupuloso a los Derechos Humanos y la recuperación de los valores sobre los que se fundamenta la Unión Europea. Por el desarrollo de unas políticas migratorias y de asilo que superen la visión instrumental de las personas migrantes, que garanticen el derecho al asilo habilitando canales seguros y legales para acceder a Europa, y que fomenten la plena integración de personas migrantes y asiladas mediante el reconocimiento pleno de sus derechos.

Aún hoy nos encontramos con discursos políticos sin límite que promueven la xenofobia y el racismo a nivel mundial, europeo, estatal y en la CAV. Discursos que no son condenados, a sabiendas de que promueven la desconfianza, dificultan la convivencia y atentan contra toda ética. Otra reivindicación es la promoción de una ética pública que busque concienciar a la ciudadanía y condenar el uso racista y xenófobo de los agentes públicos.

En definitiva, Harresiak Apurtuz  reafirma su apuesta por una Euskadi plural en la que todas las personas sean poseedoras de todos sus derechos y en la que se desarrollen unas políticas públicas en materia de inmigración que puedan dar respuesta a las necesidades existentes, puesto que no se puede hablar de convivencia sin los mecanismos habilitados para ello.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *