Retos, avances y cuentas pendientes en la construcción de la ciudad intercultural

Getxo acogió en abril la primera jornada de trabajo de la Red de Ciudades Interculturales (RECI) a la que pertenece el municipio vizcaíno. Un día más tarde, el Centro de Conocimiento Bake Eder acogió la Jornada Técnica “Retos, avances y cuentas pendientes en la construcción de la ciudad intercultural” que contó con la colaboración de la propia RECI, la Diputación Foral de Bizkaia y el Gobierno vasco y a la que asistieron personas de organizaciones vinculadas al Tercer Sector Social y a la que también acudió Harresiak Apurtuz.

Harresiak Apurtuz

Dani de Torres, director de la RECI, habló sobre los retos, los avances y las propuestas para gestionar y poner en práctica la interculturalidad y señaló que la estrategia antirumores es necesaria para desmontar estereotipos. Aseguró además que el compromiso político, lejos del discurso y de cómo se ejercen los liderazgos, debe estar relacionado con la igualdad de oportunidades y con la defensa de los derechos fundamentales de todas las personas. A continuación, José Javier Miguel, director de Política Familiar del Gobierno vasco y Gorka Urtaran, alcalde de Vitoria-Gasteiz, se centraron en el compromiso política de las ciudades interculturales como suma de liderazgo, discurso y políticas concretas a desarrollar. En este sentido, Urtaran denunció esos discursos que se generan cargados de odio, que van en contra de las ciudades diversas e interculturales y que además, no se castigan. “El suelo ético es el respeto a los DDHH. Es ahí donde hay que basarse para construir la convivencia”, dijo. Por su parte, José Javier Miguel habló del Pacto Social por la Inmigración y señaló que es necesario combatir los discursos xenófobos, “aunque no sea ésta la única herramienta”.

Cultura y educación

La dimensión intercultural de las políticas culturales fue la temática de la mesa redonda posterior en la que participó el profesor de la Universidad Pompeu Fabra, Ricard Zapata, quien aseguró que la interculturalidad puede ser un instrumento válido para las personas que trabajan políticas culturales para evitar conflictos por incluir la diversidad.  Reivindicó también la importancia de la calle como espacio público y abierto, entendiendo este como un lugar en el que todo el mundo puede entrar o salir, libre de relaciones de poder y espacio real y natural en el que se produce la política intercultural. “Lo que tenemos claro y ya asumido en el debate es que se necesita trabajar las condiciones de la interculturalidad: reducir prejuicios, reducir dificultades socioeconómicas y reducir el espacio de la xenofobia política”. En esa mesa también participó el director cultural de la Fundación Donostia/San Sebastián 2016 Fundazioa, Xabier Paya, que realizó un recorrido por las iniciativas más relevantes de este año 2016 en el marco de la Capitalidad Europea de la ciudad.

Por otra parte, se habló del papel de la educación como herramienta para prevenir la discriminación con la participación de Héctor Cebolla, profesor de  la UNED, que presentó un estudio realizado en la Comunidad de Madrid y con Eva María Sancho, directora del Colegio Sansomendi de la capital gasteiztarra y su conversión a una “comunidad de aprendizaje” que ha borrado las dificultades del centro hace 10 años gracias al esfuerzo , al trabajo y a la participación activa en pro de la diversidad y la convivencia de agentes del propio barrio, alumnado, familias y profesorado. “Sin intervención la desigualdad continua y la brecha se hace más fuerte”, señaló Sancho. Para finalizar se dieron a conocer las conclusiones del Diagnóstico de Percepción de Integración de la población de origen extranjero en Getxo por parte de Ikuspegi. Como punto y final, Gemma Pinyol, coordinadora de la RECI, dinamizó el debate último para presentar el ICC indez, el sistema de indicadores que mide a las ciudades interculturales.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *