Harresiak Apurtuz, por un acceso inclusivo al Sistema Educativo Vasco

Más de seiscientos jóvenes han quedado excluidos/as del sistema
educativo vasco en este curso 2018-2019

Una educación excelente pasa obligatoriamente por una educación inclusiva

Diciembre de 2018

Nos encontramos en un contexto de grave retroceso de los derechos más básicos con leyes cada vez más restrictivas que no favorecen la convivencia ni la igualdad de trato. En esta situación, desde Harresiak Apurtuz queremos visibilizar la problemática existente con el colectivo de jóvenes extranjeros/as no acompañados que llegan a la CAPV en su acceso al sistema educativo vasco.

En este curso escolar 2018-2019, y a tenor de los datos aportados por las tres Diputaciones Forales en el primer semestre del año, han sido más de 600 los jóvenes afectados que han quedado excluidos de todo recurso educativo y formativo. Desde la Coordinadora, creemos firmemente que la no inclusión de estos/as jóvenes dentro del sistema, además de agravar comportamientos xenófobos, supone un gasto económico difícil de contener, generando jóvenes no capacitados/as para el sistema productivo y afectando de manera directa a la cohesión social de nuestra sociedad. Consideramos que la perspectiva desde la que se debe trabajar es desde el convencimiento de que una educación excelente pasa, de manera inexcusable, por una educación inclusiva.

Antecedentes clave

Partimos de un sistema educativo estatal marcado por la Ley Orgánica 08/2013 para la Mejora de la Calidad Educativa (LOMCE) de la cual cuelga el Real Decreto 127/2014 y que, en su capítulo 5, regula los aspectos específicos de la Formación Profesional Básica en base a unas características que, según su Artículo 18, cada Comunidad Autónoma ha venido gestionando dentro de su territorio, respetando la singularidad del mismo y en pro de la comunidad juvenil.

Con esta situación de partida, en la CAPV se ha venido dando cobertura formativa a la gran mayoría de los menores extranjeros/as no acompañados/as que llegaban a esta comunidad, posibilitando, además de una capacitación socio profesional, una labor integradora y de construcción de sociedad que disminuyese la exclusión juvenil o mejorase la empleabilidad de estos/as jóvenes.

Sin embargo, según las directrices marcadas por el propio Gobierno Vasco para el curso escolar 2018-2019, esta situación ha virado bruscamente, produciéndose un endurecimiento de la interpretación del Real Decreto. Esta circunstancia, ha supuesto la inhabilitación de la particularidad que hasta la fecha venía siendo aplicada por el departamento de Educación vasco, por la que se permitía acceder al sistema a estos/as jóvenes. Siendo esto así, el futuro alumnado se ha visto en la necesidad de cumplir el requisito de estar escolarizado en segundo o tercero de la ESO para poder acceder a la Formación Profesional Básica.

Como ya hemos resaltado, desde Harresiak Apurtuz somos conscientes de los aciertos y aportes realizados hasta el momento por el sistema educativo vasco el cual, durante muchos años, ha favorecido la atención al colectivo con distintos programas, proponiendo caminos e itinerarios adecuados a su integración y avance. Sin embargo, la experiencia y el trabajo diario desarrollado a pie de calle por las más de sesenta entidades de la Coordinadora revelan cómo estas modificaciones y el endurecimiento normativo conllevan a una situación de exclusión de los/as jóvenes. Este contexto se agrava si hablamos de los centros de menores de la CAPV. Se encuentran abocados a la contención durante las 24 horas del día de un número desmesurado de jóvenes sin ningún servicio ocupacional que los capacite para su posterior inclusión socio-laboral y, a su vez, se incrementen las posibilidades de que se sucedan situaciones de difícil convivencia dentro de los propios centros.

Propuestas para la inclusión social de los/as jóvenes extranjeros/as no acompañados/as

Por todo ello, con la intención de salvaguardar y mejorar el acceso al sistema educativo, tal y como el Gobierno vasco menciona en el V Plan de Actuación en el Ámbito de la Ciudadanía, Interculturalidad e Inmigración 2018-2020 y en el II Plan de Atención Educativa al Alumnado Inmigrante, en contra de la exclusión social y en favor de la convivencia y la protección social de la sociedad vasca, realizamos las siguientes dos propuestas concretas:

• Posibilitar el acceso a la FP Básica para los/as jóvenes extranjeros/as no acompañados/as como hasta ahora respetando la normativa marcada en el RD127/2014 de 28 de febrero (Capitulo 5, pág. 7). Él posibilita en su Artículo 18 no haber estado cursando 2. o 3. de la ESO y tener más de 17 años. En caso de no ser posible, permitir la matriculación excepcional en la ESO (a jóvenes de 15, 16 y 17 años) para su posterior matriculación en la FP Básica.

• Aconsejar por escrito desde el Ministerio de Educación del Gobierno de España y dirigiéndose a la Administración Vasca respecto a la matriculación de los MENAs en la FP Básica. Expresar, si así lo interpreta el Ministerio de Educación, que la matriculación de estos/as menores en la FP Básica no supondría un incumplimiento del RD 127/2014 y que además favorecería su empleabilidad.

Finalmente, desde Harresiak Apurtuz reivindicamos el derecho de los/as jóvenes extranjeros/as no acompañados/as a disfrutar de una ciudadanía plena, en la cual se vea reconocido su derecho al libre acceso al sistema de educación vasco. Entendemos que el acceso al mismo, facilitará el transcurrir estos/as jóvenes en sus procesos de inclusión, puesto que una capacitación educativa y formativa adecuadas favorecerán la obtención de un buen informe de vida que, a su vez, posibilitará el acceso a diferentes tipos de ayudas dentro del sistema de protección social. Esto es; ayudas residenciales, empadronamiento, obtención de pasaporte, permiso de residencia, ayudas económicas, acceso al sistema laboral o acceso al sistema sanitario. Educación excelente, educación inclusiva.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *