Harresiak Apurtuz denuncia actos de discriminación y abuso contra parte del colectivo migrante durante el estado de Alarma

Harresiak Apurtuz denuncia actos de discriminación y abuso contra parte del colectivo migrante durante el estado de Alarma

Mediante el presente comunicado, Harresiak Apurtuz, Coordinadora de ONGs de apoyo a personas migrantes y de asociaciones de migrantes de Euskadi, denuncia los diversos actos de discriminación y abuso que se están produciendo durante el estado de Alarma contra parte del colectivo migrante en diversas calles de nuestro territorio.

Estamos asistiendo a algunas actuaciones policiales en las cuales existe un claro componente de racialidad y que, en otros muchos casos, no son dirigidas de igual manera al conjunto de nuestra sociedad.

Criminalización de parte del colectivo migrante

El trato recibido en los controles por las calles, la sobrepresencia de miembros de cuerpos de policía en albergues de emergencia…, deja entrever que parte de la situación actual se está dirigiendo a una contención y/o criminalización de parte del colectivo migrante u otros colectivos de especial vulnerabilidad

La impunidad con la que una mínima parte de nuestras fuerzas de seguridad, atiende y/o interactúa con estos colectivos, que por un motivo u otro se ve obligado a desplazarse dentro del confinamiento general, remarca la importancia de afrontar esta crisis sanitaria y la posterior crisis económica y social, desde una perspectiva educativa.

Mediación intercultural

Solicitamos, que estos comportamientos cesen de manera inmediata y se apueste por la mencionada vía educativa y de la mediación intercultural. Siendo así garantes de la defensa de los derechos humanos sin hacer distinción entre toda la ciudadanía vasca, y poder ser recordados tras esta crisis como una sociedad avanzada, civilizada y solidaria con nuestros conciudadanos más indefensos.

Para finalizar, destacar que las entidades miembro de Harresiak Apurtuz, vuelven a ofrecer su experiencia, profesionales y base social para trabajar de manera coordinada y conjunta con las diferentes instituciones, poniendo a la persona en el centro.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *