Web

Harresiak Apurtuz denuncia una involución en los derechos que genera discriminación y perpetúa la desigualdad social

21 de Marzo, Día Internacional contra el Racismo y la Xenofobia

 

Harresiak Apurtuz denuncia una involución en los derechos que genera discriminación y perpetúa la desigualdad social

 

  • Exigimos unas políticas públicas inclusivas que den respuesta a una sociedad vasca diversa y que sean el eje sobre el que se sustenta la convivencia en paz.
  • Apostamos por una sociedad justa donde todas las personas veamos reconocidos todos nuestros derechos en igualdad.

 

Harresiak Apurtuz

En el contexto del 21 de marzo, Día Internacional contra el Racismo y la Xenofobia, asistimos a un grave retroceso de los derechos de las personas migrantes y asiladas con leyes cada vez más restrictivas que no favorecen la integración, la igualdad de trato y la no discriminación y que atentan de manera sistemática contra su dignidad. Además, aún hoy, la crisis global es utilizada como recurso para justificar recortes sociales que perjudican de manera directa a las personas más vulnerables.

Las políticas europeas de asilo e inmigración constituyen una violación flagrante de los tratados y convenios internacionales y europeos ratificados por los Estados miembros y un cuestionamiento de los valores fundacionales de la propia Unión Europea. Frente al espacio de libertad, seguridad y justicia que la Unión debería constituir, estamos sufriendo unas políticas migratorias y de asilo que causan dolor y muerte a miles de seres humanos que huyen de sus países en busca de seguridad y oportunidades.

Asimismo, a nivel estatal se siguen desarrollando políticas de austeridad que anteponen el cumplimiento de las directrices marcadas por la Unión Europea a la protección real y efectiva de los derechos de todas las personas, con independencia de su nacionalidad o su situación administrativa. Además, más allá de la involución en el reconocimiento del derecho a la asistencia sanitaria, a la educación o el derecho de reunión o de manifestación, por poner solo algunos ejemplos, se ha cuestionado la existencia del propio Estado de bienestar, pilar básico para reducir los desequilibrios y fomentar la igualdad de oportunidades.

En la CAPV continuamos sufriendo las consecuencias de un presupuesto insuficiente para garantizar la protección social de toda la ciudadanía vasca, trabas administrativas en el ejercicio efectivo de los derechos y una falta de políticas activas de empleo que aseguren mayores cuotas de justicia e igualdad social. Además, nos hemos encontrado y nos encontramos con discursos políticos sin ningún límite que promueven la xenofobia y el racismo a nivel mundial, europeo, estatal y en la CAPV; discursos que no son condenados, a sabiendas de que promueven la desconfianza, dificultan la convivencia y atentan contra toda ética.

Por todo ello, coincidiendo con el Día Internacional contra el Racismo y la Xenofobia, desde Harresiak Apurtuz

  • Reclamamos el desarrollo de unas políticas públicas que garanticen el derecho de asilo habilitando vías seguras y legales para acceder a Europa y que fomenten la plena integración de las personas migrantes y asiladas mediante el reconocimiento de todos sus derechos.
  • Exigimos el respeto escrupuloso a los Derechos Humanos fundamentales y el reconocimiento de la diversidad como un aporte a la sociedad que, además de generar riqueza, promueve la convivencia en paz
  • Reivindicamos una gestión de la inmigración desde la igualdad de género con la que se ponga en valor la igualdad de oportunidades, derechos y obligaciones para hombres y mujeres, favoreciendo así su desarrollo social, laboral, personas y familiar.
  • Exigimos el reconocimiento de los derechos de las/os menores y jóvenes extranjeras/os no acompañadas/os, poniendo el acento en su condición de menores y priorizando su proyecto juvenil de incorporación social como un elemento integrador.
  • Reclamamos el acceso universal a la salud para que todas las personas podamos recibir atención médica gratuita y de calidad.
  • Demandamos que se den las condiciones necesarias para el ejercicio de la libertad religiosa, derecho fundamental reconocido, teniendo en cuenta la pluralidad de sus manifestaciones y las necesidades específicas derivadas de tal pluralidad.
  • Denunciamos la existencia y la propagación de estereotipos negativos y prejuicios sobre las personas inmigrantes. Representan un obstáculo para la relación entre las personas y suponen un caldo de cultivo para la desigualdad.

En definitiva,

Desde Harresiak Apurtuz continuamos comprometidas/os por una sociedad abierta y diversa donde todas las personas veamos reconocidos todos nuestros derechos y donde el aumento de cuotas de mayor justicia e igualdad social sean objetivos prioritarios. Pero esto solo será posible si contamos con una sociedad inclusiva que habilite mecanismos para asegurar el cumplimiento de los Derechos Humanos, la dignidad y la ciudadanía activa de todas las personas que la componemos.

 

Harresiak Apurtuz, Coordinadora de ONG de Euskadi de apoyo a inmigrantes.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *