Harresiak Apurtuz, Coordinadora de ONG de Euskadi de Apoyo a Inmigrantes, convoca una concentración el próximo sábado, 17 de octubre, en Bilbao

El Gobierno aprovecha la coyuntura económica para endurecer su política migratoria, acentuando todavía más la vulnerabilidad del colectivo inmigrante. Amparados bajo el discurso mediático de la crisis, incentiva el retorno disfrazándolo de ayudas al codesarrollo; incrementa las detenciones arbitrarias de personas en situación irregular; e instrumentaliza al colectivo inmigrante en función de intereses exclusivamente económicos, perpetuando así su situación de exclusión.

El proyecto de reforma enviado al Congreso el pasado 26 de junio es un paso más hacia la violación de los derechos fundamentales del colectivo inmigrante y aunque la Ley en sí misma es digna de denuncia pública, merece la pena destacar ciertos aspectos, por su especial incidencia en el bienestar de las y los inmigrantes:

– Se obstaculiza la reagrupación familiar de las y los ascendientes exigiendo que la persona que reagrupa cuente con autorización de residencia de larga duración; y que la o el ascendiente reagrupado tenga más de 65 años. Esto supone una vulneración clara del derecho a vivir en familia, reconocido por la Declaración Universal de los Derechos Humanos, y una barrera más para conseguir una plena integración del colectivo inmigrante. Todas y todos necesitamos de la familia.

– Se recortan derechos básicos en materia de vivienda a las personas residentes temporales, y no se reconoce el derecho a la educación en todas las etapas a las personas extranjeras en situación irregular, incumpliendo la sentencia del Tribunal Constitucional al respecto.

– Se debilita el derecho a la asistencia sanitaria, y derechos sociales básicos con el endurecimiento del acceso al padrón municipal.

– Aumenta el tiempo de internamiento en los CIES de 40 a 60 días, atentando contra el derecho fundamental a la libertad y tan sólo por una infracción administrativa; con el agravante de que no cuentan con una regulación única y central, lo que causa mayor vulnerabilidad entre las y los internados.

– Se obstaculiza la asistencia jurídica gratuita al introducirse la necesidad de una ratificación de la voluntad de recurrir ante los tribunales, requisito que, en el caso de las personas expulsadas, será de muy difícil cumplimiento y les generará una mayor indefensión.

– Se añaden nuevas infracciones graves como invitar y acoger a personas inmigrantes que decidan permanecer en el Estado una vez haya caducado su visado de estancia, o consentir su inscripción en el padrón municipal cuando dicha vivienda no constituya su domicilio real. Esta medida les cierra la puerta de acceso a derechos fundamentales como la asistencia sanitaria y la educación.


Porque AQUÍ NO SOBRA NADIE, un centenar de colectivos sociales exigimos:

– Que el gobierno retire el proyecto de reforma de la Ley de Extranjería, ya que implica un retroceso absoluto en los derechos del colectivo inmigrante obstaculizando su plena integración.

– Que el gobierno vasco y las diputaciones forales se posicionen en contra de este proyecto ya que atenta contra los derechos de una parte de su ciudadanía.

– Que los partidos políticos vascos trasladen al parlamento nuestras reivindicaciones.

– Que las administraciones asuman su responsabilidad en la tutela de las y los menores inmigrantes proporcionando los medios para garantizar su protección y su plena integración.

– Que se cierren los Centros de Internamiento para Extranjeros (CIES) existentes en España, ya que constituyen una vía de represión y marginación de personas que sólo han cometido una falta administrativa y, en ningún caso, un delito que merezca como pena la privación de libertad.

 

17 de octubre
Jornada Estatal de Movilización Contra La Reforma de la Ley de Extranjería
CONCENTRACIÓN
Plaza del Arenal a las 12h.

Ante el contexto político migratorio que se presenta con este proyecto de reforma de la Ley de Extranjería, los colectivos sociales seguiremos reivindicando la no discriminación y la equiparación de derechos. No cesaremos en la denuncia del endurecimiento de las políticas migratorias que se materializan en la expulsión y el cierre de fronteras.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *