Con motivo de la entrada en vigor del nuevo reglamento de la LOEX, Harresiak Apurtuz pide la derogación de la Ley de Extranjería y exige un modelo de gestión de la inmigración inclusivo, que respete los Derechos Humanos

Hoy, 30 de junio, con la entrada en vigor del nuevo reglamento de la LOEX, se está dando un paso más en la regresión en cuanto a derechos se refiere. Las personas inmigrantes se ven abocadas a una situación de vulnerabilidad absoluta como consecuencia de un sistema xenófobo que dificulta su inclusión en todos los sentidos. No es admisible que una ley, la Ley de Extranjería, sea la política de inmigración generada por el Estado para regular un modelo de convivencia e inclusión social.

Entrada en vigor del nuevo reglamento de la LOEX.

Partiendo de una Ley que invisibiliza a una parte de nuestra sociedad, se destacan varios puntos especialmente preocupantes del reglamento que aplicará dicha Ley:

• Reagrupacón familiar

– Consideramos que la cantidad exigible para acreditar medios económicos suficientes no se adecua a la realidad de los sueldos que se perciben en la actualidad. Por encima de la aplicación estricta de estos requisitos debe primar el ejercicio del Derecho a la vida privada y familiar de las personas inmigradas.
– Exigimos que se deje de obstaculizar el procedimiento y se clarifique de una vez, ante qué órgano se tiene que solicitar el informe de vivienda por parte de la persona que reagrupa.

• Arraigo social

– Manifestamos nuestra absoluta disconformidad y preocupación ante la posibilidad de que se vincule el contrato de trabajo que se presenta en estos expedientes a la situación nacional de empleo. Esta exigencia cerraría de facto la principal vía de regularización el arraigo social. Exigimos también en este punto que se deje de obstaculizar el procedimiento y se clarifique también ante qué órgano se tiene que solicitar el informe de arraigo social.

Renovación de autorizaciones.

– Exigimos que la aplicación de los requisitos establecidos en el reglamento primen la renovación de las autorizaciones y eviten situaciones de irregularidad sobrevenida que dificultan la integración real y abocan a las personas inmigrantes a la explotación y a la vulnerabilidad.

• Mujeres víctimas de violencia de género y víctimas de trata.

– Exigimos que se aplique de forma urgente la modificación de la LOEX, aprobada por unanimidad en el Senado y el Congreso, donde se reconoce que NO se incopora un procedimiento sancionador a la mujer en situación irregular que acude a las fuerzas y cuerpos de seguridad del Estado como víctima de violencia de género o trata. Ni una sola mujer víctima de violencia puede tener miedo a denunciar.
– Asimismo, pedimos que la modificación también se aplique diligentemente al mandato de autorizar la residencia de cinco años a todas las mujeres extranjeras víctimas de violencia, con independencia de su situación administrativa.

Finalmente recordar que es responsabilidad de los poderes públicos promover un modelo de integración ilustrado por la igualdad entre las personas y la justicia social. El enfoque y la prioridad de las políticas migratorias deben orientarse hacia la integración social, así como hacia el escrupuloso respeto de los Derechos Humanos, y no limitarse a medidas de control y represión.

HARRESIAK APURTUZ, Coordinadora de ONG de Euskadi de Apoyo a Inmigrantes.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *