Ainhoa Urgoitia, cineasta: “Cualquier sociedad moderna es diversa y de ella surge la riqueza”

Ainhoa Urgoitia, cineasta: “Cualquier sociedad moderna es diversa y de ella surge la riqueza”

Entre telas africanas, de vivos colores y formas perfectas, se mueven las mujeres protagonistas del último cortometraje de la guionista y productora Ainhoa Urgoitia. Un documental que, a través de las historias, diversas y distintas, de estas mujeres nos invita a repensar el concepto de migración que una parte de la sociedad tiene interiorizado. Un complejo concepto tratado, a veces, desde un enfoque negativo y, por tanto, enormemente simplista. Aquí no hay juicio, sino planteamientos. Y es que el cine, dice Urgoitia, es la herramienta perfecta: pone al descubierto las realidades y, a partir de ese momento, resulta complejo taparlas. “El cine es imagen y, por lo tanto, visibiliza”, dice la creadora bilbaína. Lleva por título “Cosiendo Futuros” y en él pone de relieve el empoderamiento de un grupo de mujeres a través de la costura, en el marco de un proyecto, Mari Makeda. Quedamos en una conocida cafetería de Bilbao La Vieja para charlar sobre cine, migración y sobre este docu que pronto se proyectará en las salas.

¿Qué es Cosiendo Futuros?

Es un cortometraje documental que nos habla del proceso de empoderamiento y de ruptura de estereotipos de mujeres africanas que llegan aquí y no tienen nada ni a nadie. Muchas de ellas ni siquiera conocen el idioma. Nos pone el foco en ello, en que parece que cuando la población africana emigra lo hace para conseguir ayudas, grandes mejoras, para vivir muy bien…Parte de la sociedad tiene esta idea interiorizada. Este corto te da una torta en la cara y te posiciona muy bien. Te dice que no es así y te muestra como, por ejemplo, no saber el idioma significa no poder comunicarte. Y eso es una barrera. Te hace pensar que quizá los procesos migratorios no hay que entenderlos enmarcados en un único contexto sino que hay muchas y diversas razones por las cuales la gente migra. Es un proceso complejo, muy complejo. Además, cuando eres mujer y además inmigrante, si te encuentran es situación vulnerable, sin recursos, sola…eres múltiplemente castigada. Creo que, al final, es el colectivo en el que más hay que incidir.

¿Cómo surge la idea de este documental?

Ví en redes sociales el proyecto de Mari Makeda, que es un proyecto que, por una parte, ofrece formación a través de un taller de costura, el cual gestiona la asociación Askabide que trabaja con mujeres en situación de exclusión y, por otra, la existencia de un espacio de producción que está subvencionado por la Diputación Foral de Bizkaia. Me pareció interesante y vi que se daba esa excusa que yo quería usar para fundamentarlo todo: a través de un programa o un recurso, un grupo de mujeres se está empoderando, están rompiendo estigma y están siendo ellas las que lideran esa ruptura de estereotipos. Me parecía muy interesante que el foco y el sujeto activo fuesen precisamente esas mujeres. Eso me dio la pista, pero yo quería contarlo desde la realidad de las mujeres, poner en valor que deben ser ellas realmente las protagonistas de sus procesos.

¿Cuáles son los objetivos que persigues con el documental?

Siempre quieres tocar diferentes temas, pero lo he centrado en tres. Por un lado, la ruptura de estereotipos con la inmigración africana. Yo soy del barrio y muchas veces veo como se sigue teniendo recelo respecto a la inmigración africana. Me parece que si quieres una sociedad moderna, debemos empezar por entender que los DDHH debe ser el motor que nos mueva. Debemos empezar por un cambio de paradigma. Y luego está el concepto de diversidad. Cualquier sociedad moderna es diversa, porque nosotros mismos somos diversos, no? De la diversidad surge la riqueza: cultural, en innovación, en un montón de aspectos que no hay que perder de vista. Ese proceso de migración es bidereccional porque nos enriquecemos las dos partes. Tenemos la mirada o la idea puesta en que se enriquece solo el otro porque entendemos los procesos migratorios mal y no vemos que para nosotros es una oportunidad, solo ves que para el otro es una oportunidad, y no es así. A mi me va a enriquecer y yo quiero una sociedad plural. La pluralidad viene de ahí. Y después está la difultad real de las personas que viene de África, con toda su diversidad: dificultades en acceso a la vivienda, a los estudios, al trabajo…Siento que es una comunidad muy boicoteada y no entiendo por qué. Quizá es que parte de la sociedad sigue considerando África como un único país.

El cine como aliado

Y lo hacéis a través del cine, ¿por qué?. ¿Es el cine para tí una herramienta suficientemente capaz para transformar la sociedad?

Porque creemos que el cine es, a nivel de transmisión, rápido, llega a mucha gente, a casi todo el mundo, y lo bueno que tiene es que visibiliza, toda esa porquería que el poder político o mediático intenta tapar, el cine lo pone encima de la mesa. Eso no lo puedes tapar. El cine es imagen y la imagen visibiliza. Ahí la sociedad puede empezar a pensar. Es una herramienta educativa imprescindible que deberíamos utilizar mucho más. Bien utilizado, claro.

¿En qué momento está el documental ahora?

Está terminado y hay una productora detrás en proceso de distribución en diferentes festivales. Nosotros queremos hacer unas cuantas proyecciones para que la gente lo vea y nos gustaría que tuviese un alcance educativo, que se proyectase en institutos, centros…para que se  fomentase esa educación desde la base sobre la inmigración, porque creo que lo estamos haciendo muy mal.

Hablamos de cine social…

Buf! A mí no me va mucho. Hablamos de cine y hablamos de realidades…de eso sí, pero social, no…Documental social? Yo hago documentales de realidades, las realidades que están en la sociedad y que a mi me interesan…

Porque social es todo…

Claro, eso es…Social es si hablo de la gastronomía, por ejemplo…también es social. Yo hablo de cosas que a mi me preocupan y que yo considero que en esta sociedad tan moderna no preocupan tanto. Me sirve para desarrollar mi inquietud y para que sirva como fuente de discusión.

¿A qué mujeres os habéis encontrado en el documental?

Generosas, dentro de su diversidad. Te han abierto parte de su vida hasta donde han querido o podido, siempre con una sonrisa. Y templanza, incluso para hablar de situaciones duras. Creo que son auténticas heroínas. No hablan desde la crítica, siempre desde un punto de vista constructivo. Son mujeres que te hacen pensar que todos estos problemas que tenemos las sociedades occidentales son nimiedades muchas veces. Te hacen pensar y relativizar lo que es importante y lo que no y eso lo tengo que agradecer muchísimo. Han tenido una generosidad increíble. Incluso cuando hablan de sus países y de los contextos, lo hacen con cariño, siendo conscientes de los mismos, los reconocen, pero de una forma cariñosa.

¿Por qué «Cosiendo Futuros»?

Es un nombre que utilizaron ellas y yo creo que es una manera de aunar dos cosas. Por una parte, con esa inserción, con esa profesionalización en costura están tejiendo su futuro porque las está empoderando y pueden estar en mejor disposición para conseguir un trabajo. Están formándose para el día de mañana tener un taller o poder coser o simplemente están comprobando que sí capacidades para mucho.

*Las fotografías utilizadas forman parte del banco de datos de imagenes generadas durante el desarrollo del documental y su periodo de grabación y están realizadas por Olga Ruíz.

**Puedes visualizar el trailer.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *